Vestido Papagaio con tela de cenefas.

Dos años hace que compré esta tela con cenefas en ambos orillos. Fue un ataque de envidia cuando vi por Instagram que otra mamá costurillas se había hecho con ella.

La tela es un popelín muy fresquito y las cenefas son ideales para vestidos, sobre todo para las más chiquitinas.

Vamos al tema costuril.

He usado el Patrón Vestido Papagaio para ambas, solo que a Lucía le he cosido blusa en vez de vestido.

Aparte de que ella no quiere vestidos, me pareció que la cenefa iba a quedar mejor en blusa ya que no es demasiado ancha y Lucía está grande.

Para Vega vestido si o si. Tengo que aprovechar que le encantan los vestidos y sé por experiencia que esto puede cambiar de un momento a otro.

¿Te ha pasado alguna vez que compras la tela un año, la cortas al siguiente, y un año después la coses?

Pues este es el caso (primera vez que me pasa). Corté los cuerpos el año pasado pero por unas cosas o por otras no los había cosido.

En la cuarentena me dieron ganas locas de coser y cuando me puse a buscar retales aparecieron. Ni me acordaba que los había cortado. El problema era que ya no les valían los cuerpos.

Después del disgusto inicial, porque no tenía suficiente tela para cortarlos de nuevo, se me ocurrió añadirles un trocito de tela en los laterales del cuerpo y bajarles un pelín la sisa.

VER PATRÓN >>

Oye, y ni tan mal. A Lucía le queda perfecto y a Vega un poco corto de talle pero aceptable.

A los dos les he cosido una puntilla de bolillo azul en la parte alta de la espalda para cerrar el vestido.

Añadí esta pieza al patrón porque tenía miedo de que se bajasen los hombros en las tallas más grandes. Pero lo cierto es que no sucede, al ser el escote delantero bastante cerrado no se mueve.

Mi niña puede moverse con total libertad con su blusa nueva.

Yo la veo muy bonita vestida de niña pero me temo que me quedan cuatro telediarios.

Tengo un pie en costuras tipo mallas, tops y cosas por el estilo. Qué oye! Si me lo tomo cómo reto puede ser hasta divertido.

De momento disfruto de que aún se siga poniendo las cosas que le hago aunque siempre le pregunto y tengo en cuenta su opinión antes de embarcarme en una costura para ella. No quiero disgustos!

Y Vega es una niña muy coqueta (de momento) que adora vestidos y accesorios, sobre todo para el pelo.

El problemilla con ella y creo que le pasa muchos niños es que es muy sensible a las costuras, roces de cremalleras, cosas muy ajustadas…

Todo le molesta hasta las costuras de los calcetines.

Así que lo que coso para ella tiene que ser con ultramega cuidado de que no quede ninguna costura abultada y nada que le pueda rozar. Le pongo más mimo al interior del vestido que al exterior si cabe.

Ya me despido, deseándote que estés bien y que hayas podido coser algo durante esta cuarentena.

Te animo a que cosas este patrón si aún no lo has hecho.

Es un vestido sin demasiada dificultad y que seguro que si eliges una tela bonita te va a quedar precioso y fresquito para este verano.

Te dejo aquí debajo todos los detalles de este patrón.

VER PATRÓN >>

 

Comparte en tus redes sociales

Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
2 comentarios
  1. Diana

    Ay! Ya no reconozco a Lucía! Qué dos tesoros tienes! Preciosas con sus prendas nuevas. No sabes cómo te comprendo, yo ahora siempre pregunto antes de coser algo (casi siempre), luego es cuestión de suerte y a lo mejor se convierte en su prenda favorita algo a lo que no puso mucha emoción en principio. Disfuta! Me alegra mucho verte por aquí 😘

    Responder
  2. Susana Blume

    Un vestido precioso, igual que tus peques, les queda genial. ¡Enhorabuena por tu trabajo!

    Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



¿COSEMOS JUNTAS?

Si quieres aprender a coser la ropa de tus niñas no dudes en sumarte a mis costuras coletivas. Es una forma fácil y cómoda de aprender a coser sin moverte de casa.

Sobre mi Blog Costura

¿Quieres aprender a coser?

CURSO DE COSTURA GRATIS